Antoxidante

El brócoli tiene una gran importancia desde el punto de vista nutricional, ya que contiene una elevada cantidad de vitaminas (vitamina A, beta-caroteno, niacina, vitamina B1, B2, B6, E, ácido fólico y vitamina C). De hecho, está considerado como la gran superverdura por el número de nutrientes que aporta.

Su alto poder antioxidante se debe principalmente a los beta-carotenos, isocianatos y la vitamina C. Todos ellos son antioxidantes que nos protegen frente a los radicales libres, causantes de los procesos de envejecimiento.

Su intenso color verde es indicador de su alto contenido en provitamina A (principalmente en forma de beta-carotenos), que refuerzan nuestro sistema inmunológico. En el brócoli, el beta-caroteno se almacena principalmente en los floretes.

Además, aporta elevadas cantidades de vitamina C, hasta el punto que una ración de 200 g contiene más de tres veces las recomendaciones diarias de vitamina C. La vitamina C tiene poder antiviral y mejora la salud cardiovascular.

También contiene contiene luteína, un antioxidante importante para la salud de los ojos y gran cantidad de glucosinolatos, por lo que se le atribuyen efectos anticancerígenos.