Consejos

HomeConsejos
consejo1

Al comprarlo

El brócoli debe tener un color verde intenso. Si lo va a comprar fresco, tenga en cuenta que cuando empieza a amarillear indica que ha perdido vitaminas y minerales. En el caso de brócoli congelado, trasládelo en bolsas isotérmicas para conservar la cadena de frío desde el origen hasta su hogar y mantener así todas sus propiedades.

consejo2

Para conservarlo

El brócoli fresco debe guardarse en frigorífico, preferiblemente en bolsas de plástico grandes o perforadas, si no está protegido por un film.

Como la mayoría de verduras, el brócoli fresco no debe lavarse antes de meterlo en la nevera, ya que el exceso de humedad favorece la aparición de moho. Es aconsejable consumirlo en 3 o 5 días después de adquirirlo y en caso contrario, congelarlo.

Siga las instrucciones que le indica el fabricante de bolsas de brócoli congelado para su conservación y consúmalo antes de la fecha indicada según la potencia de su congelador.

consejo3

¿Cómo lavarlo?

Se recomienda lavar el brócoli entero antes de consumirlo en agua fría. O bien puede ponerse bajo el grifo de agua y lavarlo durante dos minutos. O bien sumergirlo en un bol con agua que le cubra totalmente. En cualquier caso es recomendable no mantenerlo en agua demasiado tiempo, son 2-3 minutos es suficiente.

consejo4

Cómo podemos prepararlo...

Es importante saber que el brócoli se puede preparar de muchísimas formas, ya que es un alimento muy versátil

Hay que tener en cuenta que un brócoli está compuesto por distintos floretes (los pequeños “arbustos” que lo componen) y el tallo, se recomienda separarlos ya que el tiempo de cocción es distinto.

Comenzamos:

  • Hervido: corte la pieza separando cada uno de los floretes del tronco del brócoli. Metalos en agua hirviendo entre 3 y 5 minutos, no más, de esta forma conseguirá que queden “al dente”.
  • Al horno: corte en tiras al gusto, recomendamos no muy finas, el brócoli, poner en una bandeja apta para horno y un chorro de aove y sal. Precalentar el horno a 220º 10 minutos antes de meterlo y dejarlo 20 minutos a una temperatura media.
  • En el microondas: cortar los floretes y el tallo en láminas, con un chorro de aove y sal al gusto, cocer a máxima potencia durante 5 minutos.
  • Crudo en ensaladas: cortar al gusto y salpimentar, y listo! Está delicioso y mantiene todos sus nutrientes.
  • Frito: en sartén cortado a láminas al gusto y con aceite, ¡ listo en 5 minutos!
  • Para cremas, purés, sopas… es una verdura que puede cocinarse de infinitas formas, consulta las recetas que te proponemos en el apartado +Recetas.