Blog

HomeBrócoli al díaPaula Fernández: “Siempre he creído que a la hora de comer y de dormir se refleja nuestro estado emocional”

Paula Fernández: “Siempre he creído que a la hora de comer y de dormir se refleja nuestro estado emocional”

A Paula Fernández Giménez, dietista-nutricionista, el mundo de la nutrición siempre le ha gustado por eso cuando supo de la existencia de esta carrera no dudó en ponerse manos a la obra. Hoy hace 13 años que fundó el centro de nutrición Nutrium donde ha podido desarrollar profesionalmente su pasión. Considera que nuestra alimentación es fundamental en la prevención de enfermedades por eso es partidaria de una educación nutricional desde la infancia, porque está en juego el futuro de nuestra salud. Con ella hemos hablado de ello en nuestra #LunesMásBrócoli y, como no podía ser de otra manera, de brócoli.

 

Paula, pregunta obligada: ¿qué te lleva al mundo de la nutrición?

Siempre me ha llamado la atención el mundo de la nutrición casi sin saberlo, me gustaba mucho la biología y todo lo que tiene que ver con los alimentos me atraía, desde la gastronomía al funcionamiento del aparato digestivo, pasando por la relación entre alimentación y enfermedades. Cuando supe que existía una carrera sobre ello, supe que ese era mi camino. Desde hace 13 años trabajo en consulta privada, ayudando a pacientes de todo tipo, aunque mis especialidades, a parte del sobrepeso y obesidad, son la nutrición deportiva y la alimentación infantil. Hace ahora 8 años que fundamos Nutrium, donde contamos con compañeros de la psicología y el deporte y entre todos trabajamos para conseguir los objetivos de todos nuestros pacientes.

 

Supongo que la educación nutricional empieza desde la infancia. No sé si ee debe promover la educación nutricional en todas las edades pero no sé si espacialmente en niños y jóvenes.

Creo que es fundamental. Si desde niños nos educasen en nutrición, podríamos prevenir muchísimas patologías de la edad adulta. Desgraciadamente la prevalencia de sobre peso y obesidad entre los niños es alarmante, pero no sólo eso, cada vez es mayor el riesgo de enfermedad derivado de una mala alimentación.

No deberíamos esperar a que los adultos tomemos la decisión de cuidarnos cuando quizá ya sea demasiado tarde y es mucho más fácil crear hábitos saludables desde una edad muy temprana. La educación nutricional es el futuro de nuestra salud.

 

¿De qué dirías que dependen nuestras elecciones alimentarias?

De infinidad de factores. Influye nuestra cultura, la educación que recibe cada uno en su familia en el ámbito alimentario, las costumbres, tradiciones…

Lógicamente las elecciones van a depender de cómo nos hayan educado en nutrición, pero en la edad adulta hay numerosos aspectos que se reflejan en nuestra forma de comer, como el estrés, la ansiedad, la presión del entorno, la industria alimentaria y su publicidad… parece mentira que el apetito sea casi el último factor a tener en cuenta cuando debería ser el único!!

 

¿Cuáles son las mayores dificultades que ves en consulta con respecto a los hábitos saludables?

Pues destacaría dos principales:

Por un lado, la desinformación. Paradójicamente, cuanto más se sabe de alimentación y nutrición, más mitos, bulos y tonterías se ven o se oyen, y eso perjudica mucho al consumidor, ya que los profesionales nos pasamos la vida desmintiendo a nuestros pacientes las invenciones de otros, que en ocasiones pueden ser incluso peligrosas.

En segundo lugar, el aspecto emocional. Por mucho que un paciente sepa qué es lo correcto en materia de alimentación, tiene que lidiar con todas esas dificultades como el estrés, la ansiedad, la culpa, la presión social… y nuestra labor también es entender estos obstáculos y tratar de ayudarles.

 

¿Por qué la psicología es un área de la salud estrechamente relacionada con la nutrición?

La alimentación está muy relacionada con nuestras emociones, comemos cuando celebramos, mal-comemos cuando estamos tristes, estresados… comemos como premio, como castigo… Usamos el momento de la mesa inadecuadamente, porque es difícil sepáralo de los sentimientos y nuestro estado físico. Siempre he creído que a la hora de comer y de dormir se refleja nuestro estado emocional.

 

¿Qué hace falta para que alguien cambie sus hábitos?

En primer lugar es necesaria la motivación. La fuerza de voluntad esta sobrevalorada, si tienes un buen motivo es suficiente, pero hay que encontrarlo.

Una vez tomada la decisión, hay que buscar la compañía de profesionales que te guíen. Nosotros apostamos por un Dietista-Nutricionista, un psicólogo y un entrenador personal, ya que la alimentación-emoción-deporte forman el conjunto perfecto. Y si se opta por alguno de ellos, asegurarnos de que sean profesionales cualificados y prioricen siempre la salud.

 

Debemos preguntarte por el brócoli, claro. ¿Lo usas en tu cocina? ¿Qué posibilidades le encuentras?

El brócoli está bastante presente en mi cocina, sí, ya que es una verdura que nos gusta a todos en casa. Se puede preparar de tantas formas que puedes comer brócoli muchísimas veces sin repetir plato, al horno, hervido, rallado, salteado, en puré… en mis menús personales y de mis pacientes no falta. Es una verdura muy recomendada para bebés, ya que la pueden coger fácilmente ellos solos y bien cocinado, no tiene riesgo de atragantamiento.

 

¿Cuál es tu forma de cocinado favorita con esta verdura?

En casa somos de los que pensamos que un buen producto no necesita salsa… es decir, como nos gusta mucho su sabor, lo comemos al vapor, con un buen chorro de aceite de oliva y nos gusta añadirle pimentón.

 

¿Nos recomiendas alguna receta rica con brócoli?

Una receta muy completa nutricionalmente es con patata, un poco de queso y huevo cocido o escalfado. También suelo recomendar mucho el brócoli salteado con pollo y frutos secos, como plato único.

 

No dejéis de seguir a Paula Fernández a través de su perfil de Instagram porque no sólo vais a aprender un montón sino que vais a encontrar propuestas ricas y sanas para una buena alimentación.