Blog

HomeBrócoli al díaEl brócoli como plato principal

El brócoli como plato principal

En la gastronomía española más tradicional las verduras parecen formar parte de la guarnición. Nos falta cultura gastronómica que incluya las verduras como plato principal. Sí, es cierto, tenemos el gazpacho, el salmorejo, las ensaladas y las cremas de verduras. Sin embargo, cuesta más encontrar platos elaborados enteramente con verduras; y más aún que esos platos se consideren un plato principal o único. Lo vemos en los menús del día que ofrecen en los restaurantes y en las mesas de muchas casas. El brócoli puede ser perfectamente uno de esos platos principales si sabemos cómo hacerlo.

Más vegetales, menos animales

De unos años a esta parte está habiendo un cambio a nivel global con respecto a la alimentación en los países de Occidente. Según las últimas evidencias, las dietas basadas en vegetales, y que prescinden de alimentos insanos, son la base para una mejor salud. Una salud basada en la prevención a través de los hábitos saludables.

Que las cosas están cambiando, que nos preocupa, que nos informamos, lo vemos en las encuestas. Según un estudio de la consultora Lantern, España se sitúa entre los 10 países más vegetarianos del mundo: el 10 % de los españoles (3,8 millones de personas) ya tiene una alimentación principalmente vegetal. Entre los motivos para seguir una dieta más vegetal, la salud y la preocupación por el medio ambiente y el sufrimiento animal.

Según señala Julio Basulto, dietista nutricionista y coautor del libro Más vegetales y menos animales, la cuestión es que para seguir una dieta correcta no basta con reducir el consumo de carne sino que “también hay que comer más frutas, verduras y legumbres, y sobre todo dejar de comer comida procesada, que es en lo que basa su dieta mucha gente”.

Cómo elaborar un plato principal con brócoli

Para elaborar un plato principal con brócoli necesitamos fundamentalmente brócoli. Parece obvio, pero no lo es tanto, porque en la mayoría de ocasiones pensamos que si no lo acompañamos de carne o pescado no estamos completando nuestro menú.

Aquí os dejamos algunas ideas para convertir vuestro plato en un plato saludable:

Brócoli con arroz: la mitad del plato debe ser brócoli cocinado como más nos guste (al vapor, al horno, rehogado, por ejemplo) y la otra mitad, la mitad será arroz integral rehogado con ajo y el resto una mezcla de frutos secos y daditos de tofu.

Brócoli rehogado: basta con rehogar el brócoli con un poco de aceite, un diente de ajo y sal. Podemos añadirle un huevo, especias y frutos secos para darle un punto fantástico.

Brócoli al vapor: cocinado al vapor junto a unas patatas y aliñado con aceite de oliva, limón y sal.