Blog

HomeBrócoli al díaAna Sáez de Montagut: “Que sea calórico no quiere decir que sea insano”

Ana Sáez de Montagut: “Que sea calórico no quiere decir que sea insano”

Para Ana Sáez de Montagut, periodista y autora del blog Primero de cocina, las redes sociales y los perfiles influyentes que habitan en ellas son, para lo bueno y para lo malo, prescriptores de absolutamente todo. Es por esto que considera que hay que tener mucho cuidado con las fuentes que consultamos “porque muchas veces solo nos venden un producto sin conocer de verdad su contenido”. Con ella hemos hablado de internet y alimentación saludable pero también, cómo no, de brócoli.

 

 

¿Influye de alguna manera en lo que cocinas tu perfil profesional?

No creo que influya de una manera directa, pero sí es cierto que soy bastante curiosa. Esto hace que me interese por todo lo que se cuenta sobre los ingredientes, la comida saludable, los efectos de los alimentos que consumimos… Así empecé a interesarme por el “realfood”.

Tienes un blog con muchísimas ideas de recetas y eres muy activa en redes sociales. ¿Ayudan las redes e internet a concienciar a la gente sobre la importancia de una vida más sana?

Por supuesto que sí. Las redes sociales y los perfiles influyentes que habitan en ellas son, para lo bueno y para lo malo, prescriptores de absolutamente todo. Eso sí, hay que tener mucho cuidado con las fuentes que consultamos porque muchas veces solo nos venden un producto sin conocer de verdad su contenido. Hay que seguir a perfiles expertos (nutricionistas, médicos, científicos…).

¿Estamos cada vez más concienciados?

Yo creo que sí y, como decía, las redes tienen mucho que ver. Aunque todavía te tachan de extremista si solo bebes agua o decides reducir el azúcar. Me llama la atención que la gente se sorprenda cuando comes aguacate o plátano “porque engordan” mientras ellos van al vending a por una barrita “de dieta” llena de aditivos y edulcorantes. Que sea calórico no quiere decir que sea insano.

Comida sana, deporte y algún capricho”. ¿Qué es para ti una vida saludable y por qué es importante?

Basar tu alimentación en fruta, verdura y carnes y pescados de calidad. Moverte sea como sea y no hace falta que vayas al gimnasio todos los días. Sirve subir por las escaleras, ir andando a los sitios, dar largos paseos, deportes con amigos (pádel, fútbol). Y beber mucha agua. Pero yo soy la primera que cocina y come platos no tan saludables; a mí me pierde el dulce. La clave es ser consciente de lo que comes y en qué cantidad (intento cumplir el 90-10% de Carlos Ríos).

¿Forma parte habitualmente el brócoli de tus recetas?

La verdad es que lo uso en pocas recetas elaboradas, pero en casa siempre tenemos. Lo solemos cocinar al vapor y lo rehogamos con ajo como guarnición o los introducimos en platos de pasta. A mí me encanta hacer la masa de pizza de brócoli y en el viaje que hicimos a Murcia aprendí muchas recetas: mi favorita es la crema hecha con los troncos y nada más.

¿Por qué crees que puede ser interesante incluirlo en nuestra dieta?

Es un alimento con muchísimas propiedades (rico en fibra, magnesio, vitaminas…), tiene componentes anticancerígenos y pocas calorías.

¿Qué hay de cierto en eso de que a los peques no les gusta?

En un principio puede que a los niños les “asuste” por su forma y/o color… Pero yo soy de las que piensa, sin tener ninguna experiencia porque de momento no tengo hijos, que los niños siguen el ejemplo de sus padres. Si todos en casa comen verduras (brócoli, en este caso) de forma natural y en platos variados, será mucho más fácil que los niños lo acepten antes.

Por último, ¿qué receta nos darías para preparar brócoli?

La masa para pizza porque creo que es diferente y llamativa. En el blog tengo una versión con coliflor (pero solo habría que sustituirla):

Ingredientes:

  • 200g de brócoli crudo
  • 50 g de queso fresco
  • 1 huevo
  • Sal, tomillo y pimienta negra
  • Toppings para la pizza

Paso a paso:

  1. Precalentar el horno a 220ºC con calor por arriba y por abajo. En un procesador de alimentos, trituramos el brócoli hasta conseguir una textura tipo cuscús. En el mismo vaso, añadimos el huevo, el queso, la sal, la pimienta y el tomillo (o cualquier otra especia). Volvemos a triturar hasta que se mezcle todo bien.
  2. Ponemos papel de horno en una bandeja y extendemos la masa dándole forma y dejándola muy finita. Y la metemos a cocinar durante 30-40 minutos, a la misma temperatura, hasta que se dore.
  3. Una vez se haya cocinado, añadimos nuestros ingredientes favoritos. Yo suelo poner: tomate frito, cebolla, pimientos de colores, pollo asado, queso fresco y un poco más de tomillo. Volvemos a meter la pizza al horno a 180ºC unos 10 minutos.

 

Base de pizza de coliflor