Blog

HomeBrócoli al día5 formas de darle alegría a los vegetales en la cocina

5 formas de darle alegría a los vegetales en la cocina

Quien diga que las verduras son aburridas, o no saben a nada, o no son apetecibles, miente descaradamente. Eso, o no ha descubierto las infinitas posibilidades que los vegetales nos ofrecen en la cocina. No es sólo el cocinado, es también con qué las acompañamos y nuestro gusto hacia alimentos menos procesados.

Os damos cinco ideas para darle alegría a los vegetales en la cocina. ¡Tomad nota!

Especias sin límite

A veces tememos a las especias. Nos cuesta probar y nos cuesta cambiar de hábitos de cocinado. Sin embargo, las especias pueden ser un complemento ideal porque no sólo nos ayudan a reducir la sal, sino que también le aporta un sabor único a nuestros platos. Cúrcuma, pimienta, pimentón, curry, comino, hinojo, nuez moscada… La imaginación es nuestra mejor aliada a la hora de hacer uso de ellas.

¡Una idea! Prueba a poner varios tipos de verdura cortada en un bol (por ejemplo, brócoli, puerro y coliflor), añade aceite, orégano, perejil, ajo en polvo, curry y comino y mételo al horno hasta que se cocinen.

Salseando

Las salsas pueden ser de lo más insano y un complemento torpe de nuestros platos o, por el contrario, ser unas grandes aliadas en nuestra cocina. Bien usadas son  un éxito. Más aún si las hacemos en casa. Una veganesa (aceite de girasol, bebida de soja, perejil, ajo y sal) es perfecta para acompañar una ensalada, unas patatas horneadas o un sándwich de aguacate. Un poquito de salsa de soja reducida de sal es fantástica para añadir a unas verduras al wok. La salsa de tomate caera también aporta alegría a nuestros platos.

¡Una idea! Haz un pisto de verduras y tritúralo cuando se haya templado. Tendrás una salsa de tomate deliciosa y saludable; ideal para comer con pan, para acompañar un arroz o una pasta y hasta para pintar una base de pizza.

Piensa bien el cocinado

Al vapor sin más es una opción deliciosa pero hay vida más allá. El horno ofrece un montón de posibilidades. También el wok. Si no tienes uno todavía quizás te interese porque facilita mucho el cocinado de verduras de manera muy rápida.

¡Una idea! Corta varias verduras en juliana y pásalas por un wok con un poquito de aceite de oliva virgen. Sácalas antes de que se cocinen demasiado y úsalas como te apetezcan: acompañando un arroz integral, en un sándwich de hummus o en un revuelto de huevos.

Corazón de limón

El limón le da un toque delicioso a cualquier plato. Que sí, que sí…

¡Una idea! Aliña con limón las verduras al vapor y descubre un universo nuevo.

Con frutas y a lo loco

Las frutas son a menudo grandes compañeras de viaje pero nos cuesta incluirlas en platos salados. No sólo son para el postre, el desayuno o la merienda, las frutas pueden tener un lugar privilegiado entre los mejores platos del mundo.

¡Una idea! Prepara una ensalada de lechugas variadas, brócoli al vapor, fresas, pasas y nueces. Más rico y fácil, imposible.

 

¿Nos dais alguna idea más? Nos encantará que compartáis con nosotros vuestras ideas etiquetándonos en redes sociales.