Blog

Amparo Lucas, @dieta_democratica

El brócoli también es medicina de verano

Somos lo que comemos y también somos nuestro estilo de vida. Es una de las conclusiones que se desprende de la sabia receta sobre alimentación y vida saludable ofrecida por la nutricionista clínica Amparo Lucas Alba (@dieta_democratica). Desde la asociación sin ánimo de lucro +Brócoli estamos impulsando la campaña #BrócolienlaPlaya para fomentar el consumo veraniego de nuestra verdura de forma divertida.

El brócoli también es para el verano. Y forma para de la mejor medicina en nutrición, que, según la experta, tiene tres principios activos. Lucas habla, en este sentido, de “las tres patas del taburete de la salud corporal”. La primera pata es la nutrición. De entrada, “hay que aumentar el consumo de verduras, hortalizas y vegetales frescos”. Para la “sociedad occidental”, incrementar la ingesta de verduras como el brócoli “solamente ofrece bondades”. En segundo lugar, hay que apostar por el “ejercicio físico”. “Es un estímulo corporal lleno de acción revitalizante”, comenta la nutricionista. La tercera pata del “taburete” consiste en “vivir reduciendo estrés”. Y en todo caso, como este “no va a desaparecer”, hay que tratarlo “como a un caballo: lo domas cogiendo las bridas y dirigiendo la tensión para que no se te apodere”.

“La nutrición te cuida, te previene enfermedades, te capacita para sobreponer fuerzas, regenerar tejidos, construir y reconstruir tu materia viva. No es poco”, argumenta la especialista en alimentación. Para Amparo Lucas, el brócoli ofrece un “aporte básico para la salud digestiva: la fibra, esa gran olvidada”. “Cada día me ocupo de contar la fibra que aportan mis alimentos. Te aconsejo que lo hagas, tiene un gran valor preventivo. Suma cada día 30-40 gramos de fibra a través de vegetales a ser posible frescos en un 70%. Están rebosantes de vida”. Es uno de los principales consejos de la nutricionista clínica.

Por lo que respecta al ejercicio, entiende que resulta estimulante “para superarte”. En cuanto a la necesidad de combatir el estrés, la especialista apunta que la clave reside en “educar tu potencial para que sea movimiento vital, no agobio y ansiedad”. “Para coger las bridas utilizo la preparación, la mentalización y la planificación. Con todo, hay que saber bailar con los imprevistos. La vida te los regala constantemente”.

El “taburete” ha de complementarse con “una buena relación con tu entorno: familia, amigos, clubes..”. “Eres un ser social y estamos juntos en este mundo para aprender unos de otros y crecer juntos”, concluye Lucas.