Blog

Herpes labial

Brócoli para prevenir el herpes

Es posible que ya hayas experimentado el herpes labial o conozcas a alguien que haya pasado por él, pues es un virus muy frecuente en toda la población. Normalmente el sistema inmunitario impide la aparición del herpes virus, pero ante un sistema inmunológico debilitado, es relativamente sencillo que pueda aparecer.

Una de las estrategias que recomiendan los expertos para evitar contagiarnos del herpes labial es la de consumir alimentos ricos en lisina, caso de la coliflor, las manzanas, las peras o el brócoli. La lisina es importante para mantener un adecuado crecimiento muscular y se usa en la producción de carnitina, sustancia presente en todas las células de su cuerpo.

Concretando en el caso del herpes labial, la lisina, teóricamente, sustituye los niveles de arginina en las células: la arginina es utilizada por el virus del herpes para la duplicación. Es decir, si la arginina no está disponible para el cuerpo, el virus del herpes deja de multiplicarse.

Pero, ¿qué es exactamente el herpes labial? Este tipo de herpes simple es en realidad una infección viral de la piel y de las mucosas, generalmente de repetición, que dura una semana y que normalmente se resuelve de manera espontánea. Sus lesiones son dolorosas y dan sensación de calor u hormigueo. Estas lesiones son recurrentes en ciertas personas, lo que indica un posible bajón de las defensas inmunológicas.

No obstante, aunque haya ciertas personas con mayor propensión, lo cierto es que dos tercios de la población somos portadores. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), exactamente el 67% de las personas es portador del herpes labial (aunque un 30% de ellas no lo padezcan de manera recurrente). El VHS-1 se transmite por el beso.

Así pues, dado que el herpes es más común de lo que puede parecer, conviene protegerse contra esta infección con el consumo de alimentos como el brócoli, que además previene de otro tipo de enfermedades más graves como la diabetes o el cáncer de colon.