enero 2019

El invierno una estación difícil para cuidar la figura. Por un lado, es el momento del año en el que se acumulan todas las comilonas navideñas. Por otro, y más decisivo aún, hace tanto frío y cuesta tanto salir de casa que, o hacemos deporte indoor, o las grasas sobrantes de nuestro cuerpo se quedarán a vivir dentro por una larga temporada. Y demasiado a menudo suele ocurrir esto último.

Codirector de la tesis doctoral de Tammila Klug en la que se ha desarrollado este producto como alimento saludable innovador, el profesor Francisco Artés Hernández ha sido el investigador de la Universidad Politécnica de Cartagena responsable de formular un humus de brócoli que le ha valido el Premio de la Fundación Covirán. Un alimento con brócoli y una base de legumbres, mínimamente procesado, bajo tecnología de alta presión hidrostática y con una vida útil refrigerada de 28 días a cinco grados. Ha sido reconocido por su valor saludable y sostenible. El jurado ha valorado, además, la innovación, la tecnología, las propiedades nutritivas y energéticas, el formato y sus oportunidades comerciales.