Blog

Cómo evitar el olor del brócoli durante la (no recomendable) cocción

Somos unos grandes amantes del brócoli y nadie puede decir lo contrario. Pero es cierto que cuando se cuece desprende un olor muy participar que no a todo el mundo gusta, sobre todo, a los más pequeños.

Cuando lo cocinamos al vapor el aroma que se queda en el ambiente de la cocina es menor, pero, puesto que todavía hay muchos adeptos a la cocción en agua, que no es tan recomendable, ya que la verdura pierde nutrientes, os indicamos a continuación algunos productos que ayudan a eliminar o a minimizar el olor al instante.

En función de los gustos de cada uno o de cada una, podéis optar tanto por echar un chorrito de leche (o pan empapado en ella) o de vinagre en el agua mientras se cuece el brócoli para que no desprenda olores. También podéis cocinar esta verdura con otro ‘amigo verde’, el apio, que absorbe el aroma de este alimento. O podéis optar por añadir una cucharadita de bicarbonato de sodio, así como hojas de laurel, jengibre, ajo o hinojo, que aportarán un matiz muy agradable a la receta que estemos preparando.

Por otro lado, en el caso de cocer con olla exprés, podéis colocar medio limón sobre la válvula de la tapa para neutralizar el olor sin aportar sabor ácido al brócoli o agregar piel de esta fruta en el interior. Además, el vinagre también puede hacer su función si colocamos un algodón mojado en él en este mismo pitorrito.

La contraindicación de estos remedios caseros es que la mayoría de los productos utilizados no solo ‘matan’ el olor, sino que, en muchas ocasiones, transforman el sabor, por lo que, si además de mantener los nutrientes, queréis que el gusto a brócoli permanezca, cocinadlo al vapor para que no se vea perjudicado. ¡Es lo más aconsejable! 😉

Foto: Más Vida María