Blog

El brócoli ayuda a prolongar el bronceado tras los meses de verano

A la mayoría de las personas, por no decir a todas, nos gusta lucir un bronceado durante el año. Algunos incluso se gastan dinero en sesiones de rayos UVA o compran una infinidad de cremas con pigmento. Pese a que eso ayude, no hay necesidad de gastarse los cuartos en tantos productos o máquinas. No se debe confundir con usar cosméticos con protección solar y after sun, imprescindibles para el cuidado de nuestra piel.

Para conseguir estar morenos, la alimentación es fundamental. ¿Sabías que existen determinados alimentos que te ayudan no solo a coger color, sino a mantenerlo después de los meses estivales? Además son saludables, por lo que te estarás cuidando a la vez que cogerás ese moreno natural que tanto favorece. Cuidado a la hora de consumir en exceso estos manjares ricos en betacarotenos, puesto que, sumado a una prolongada exposición a la radiación solar, puede producirnos un color anaranjado. Veamos algunos alimentos que nos ayudarán a conseguir ese bronceado.

1. Naranjas y zanahorias

Las zanahorias y frutas de color naranja, rojo y amarillo, tienen alto contenido en carotenoides, pigmentos orgánicos que estimulan la producción de melanina que nos hace estar morenos. Además, neutralizan el envejecimiento de la piel. Si quieres coger color más rápido, te recomendamos tomar un zumo natural de naranja y zanahoria antes de exponerte.

2. Brócoli

El brócoli tiene vitaminas A,C, E, con grandes propiedades que pueden ayudar a prevenir el cáncer, a mantener el color y estimulan la formación de colágeno. Gracias a esto último se consigue un factor antioxidante que otorga una mayor elasticidad y resistencia de la piel, fundamental a la hora de tomar el sol. También favorece a restaurar la piel de posibles quemaduras.

3. Frutos secos

Los frutos secos, el pescado y los vegetales son alimentos ricos en ácidos grasos, los cuales nos ayudarán a que el dorado dure más tiempo. Además, conseguiremos un aporte energético que nos mantendrá menos cansados durante todo el día.

4. Agua

Pese a que el agua es una bebida y por tanto, no se puede considerar como un alimento en sí, es fundamental para hidratarse tanto por dentro como por fuera. Beber agua y zumos naturales previene la deshidratación y sequedad de la piel, algo que ayuda a mantenerla elástica y a conservar su bronceado.