Diario
iconos
 
Foto Noticia
19/05/2017
Alimentos que apoyan a las personas con epilepsia
Esta enfermedad se manifiesta como un problema físico causado por un funcionamiento anormal y esporádico de un grupo de neuronas

La epilepsia se manifiesta como un problema físico causado por un funcionamiento anormal y esporádico de un grupo de neuronas. Este trastorno no tiene por qué afectar en el día a día del enfermo, ya que su único síntoma son las crisis epilépticas que se manifiestan de forma intermitente. Por ello, la mayor parte de las personas con esta afección son plenamente capaces el resto de su tiempo.

Los ataques de epilepsia suelen darse por un exceso de actividad eléctrica de un grupo de neuronas hiperexcitables. Estas crisis pueden afectar a funciones como el movimiento, el comportamiento o el nivel de conciencia. Suelen durar apenas unos segundos o minutos y, tras ello, el cerebro vuelve a funcionar con normalidad.

Por su parte, la alimentación está muy conectada a esta enfermedad. Diversos estudios han demostrado que, en algunos casos, se pueden llegar a experimentar menos ataques si se posee una dieta estricta que sea rica en grasas y baja en carbohidratos. Se le denomina cetogénica y hace que el cuerpo descomponga las grasas en lugar de los carbohidratos para sobrevivir. Esto crea una condición llamada cetosis.

 

Sin embargo, esta dieta no es fácil de mantener porque requiere seguir una alimentación con un rango inusual y limitado de productos con posibles efectos secundarios. Por ello, cualquier paciente con la fórmula cetogénica debe ser monitoreado frecuentemente por un dietista.

 

Los alimentos en los que se basa esta dieta son aquellos que poseen las siguientes características:

·         Proteína de origen animal: carnes frescas y curadas, aves, mariscos, huevos, etc.

·         Grasas saludables: aceite de oliva, quesos curados, aceite de aguacate, salsas, etc.

·         Semillas y frutos secos: nueces, piñones, semillas de calabaza y semillas de girasol, etc.

·         Verduras: coliflor, berenjenas, brócoli, tomate, espárragos, alcachofa, cebolletas, puerro, verduras de hoja verde, etc.

·         Lácteos: quesos, yogures sin lactosa o nata.

·         Especias y condimentos: todos aquellos que no posean azucares. 

 
 
Compartir en redes sociales
 
bottom
Aviso legal Consulta Contacto Home facebook twitter youtube