Diario
iconos
 
Foto Noticia
11/04/2017
Alimentos para luchar contra el Párkinson
Una dieta adecuada puede ayudar a paliar los efectos de esta enfermedad sobre el organismo y atrasar sus síntomas

Con motivo del Día Mundial del Párkinson os traemos algunos alimentos que pueden ayudar a reducir los efectos de esta enfermedad que, según las estimaciones de la Federación Española, padecen alrededor de 160.000 personas. Se trata de una anomalía que ataca  al sistema nervioso central y “mata” progresivamente unas neuronas denominadas dopaminérgicas, imprescindibles para el correcto funcionamiento del aparato locomotor.

Se ha demostrado científicamente que una dieta rica en proteínas, vitaminas, minerales y fibra es ideal para combatir el progreso de esta enfermedad y puede ayudar a disminuir la pérdida de memoria,  evitar la depresión o demencia,  retrasar la rigidez de músculos y huesos y a disminuir los temblores. Se ha de remarcar que cuanto antes se inicie esta dieta y menos neuronas estén afectadas, mayores serán sus resultados. Desde + Brócoli os explicamos a qué nutrientes debéis prestar atención en la lucha contra esta enfermedad.

Como siempre, las verduras, frutas y hortalizas se convierten en un pilar de la dieta debido a su riqueza en vitaminas, minerales y fibra. La fibra es un nutriente imprescindible ya que ayuda al correcto funcionamiento del sistema digestivo y a evitar el estreñimiento. Por ello también se recomienda encarecidamente el consumo de cereales integrales.

El paciente también ha de mantenerse hidratado, aunque principalmente se ha de beber agua por todos los beneficios que reporta como el correcto funcionamiento del cuerpo o el aumento de energía; también se recomienda el consumo de zumos y tés.

Otro pilar de esta dieta son los alimentos ricos en las vitaminas E y C ya que tiene una importante actividad antioxidante que ayuda a la protección de las células que se encuentran en el cerebro. Dentro de los alimento con altas proporciones de vitamina E se encuentran las grasas de origen vegetal como aceite de oliva, aceite de germen de trigo o el aceite de girasol. Mientras que las naranjas, limones, pomelos, ajos, moras, piñas, fresas, mangos… destacan por su elevado contenido de vitamina C.

También es importante el consumo de proteínas, las cuales estas se hayan principalmente en lácteos, carnes, pescados, huevos y sus derivados.

 
 
Compartir en redes sociales
 
bottom
Aviso legal Consulta Contacto Home facebook twitter youtube